Satisfacción en el equipo de gobierno por la gestión de sus montes forestales

26 septiembre 2012

En el término municipal de Cabezón de la Sal, hay varios consorcios forestales con el Grupo Sniace, en total 350 hectáreas, tanto con entidades locales como con propietarios particulares.

Estos consorcios comenzaron a establecerse hace más de 60 años, cuando las entidades proporcionaron los terrenos de su propiedad al Grupo Sniace, para que se realizase las repoblaciones forestales y los trabajos necesarios hasta que, en el momento de la corta, los propietarios del terreno perciben un porcentaje del valor de las masas forestales creadas.


Durante los últimos años, la aparición de plagas y enfermedades en los eucaliptos de Cantabria, exigen que los gestores de las masas forestales realicen un esfuerzo mayor para mantener las producciones en estos cultivos forestales.

El Grupo Sniace, dentro de su programa de I+D+I forestal, está desarrollando planta clonal de eucalipto resistente a la enfermedad de las manchas foliares (también conocidad como “el hongo del eucalipto”). Existen repoblaciones recientes de esta planta, con muy buenos resultados, en varios montes de Cabezón de la Sal, lo que constituye un hecho innovador a nivel mundial.

Respecto a la presencia del gorgojo del eucalipto, el escarabajo que se come las hojas de este árbol, está potenciando la lucha integral contra esta plaga, dando un protagonismo especial a la lucha biológica, mediante un pequeño mosquito que parásita los huevos de este escarabajo.

Además de esta labor de investigación, el Grupo Sniace viene realizando trabajos selvícola centrados en la prevención de los incendios forestales, mediante desbroces para controlar el desarrollo del matorral, y minimizar estos riesgos, buscando una estructura y disposición menos peligrosa. A pesar de todo, y cuando se producen incendios, Sniace posee personal propio especializado en la lucha y extinción de los mismos.

El cultivo del eucalipto durante más de 60 años en Cabezón de la Sal, es un buen ejemplo de desarrollo sostenible, muy cercano ay sobradamente contrastado, que ha permitido a lo largo de décadas mantener las producciones de un recurso natural: la madera, que además ha demostrado que es perfectamente compatible con otras actividades como son la ganadería, la caza, el uso recreativo del monte, la apicultura o la fijación de carbono.

La madera de eucalipto es un material renovable, recicable y biodegradable. Se trata de una materia prima muy eficaz en la lucha contra el cambio climático puesto que captura una gran cantidad de CO2 para el crecimiento del árbol (24,1 Tm de CO2 por hectárea y año) y tiene muy pocas emisiones asociadas, puesto que las intervenciones es espacian mucho en el tiempo frente a los cultivos agrícolas.

En los últimos años, y de acuerdo a un Plan de Ordenación de la Gestión Forestal Sostenible, se ha obtenido para estos montes la Certificación Forestal PEFC. Este certificado implica que un auditor externo comprueba, mediante una serie de indicadores, que la gestión y las prácticas forestales sobre estas masas, obedecen a criterios de sostenibilidad, y son responsables de acuerdo a las exigencias de la sociedad actual en relación con los recursos naturales.

Estos cultivos forestales crean una cadena de valor ligada al territorio donde se genera: el entorno rural. En el caso de Sniace, además, la primera y la segunda transformación de la materia prima se realizan en la región. La celulosa y viscosa así fabricadas se dedican casi en exclusiva a la exportación, llegando una parte importante al continente asiático.

Este año 2012, se está realizando la corta de uno de los montes: el monte de La Brañona, en este caso consorciado con el Ayuntamiento de Cabezón de la Sal, lo que permite a esta entidad obtener unos ingresos extraordinarios, tan necesarios para hacer frente a la actual situación socio-económica.

0 Opiniones...Anímate a participar :

Publicar un comentario en la entrada

 
Plantilla basada en la tic-tac de blogger.